Inyección de Anclajes

Servicios

Inyección de Anclajes

La inyección de anclajes activos o pasivos, tiene por función la fijación del refuerzo de anclaje (cable o barra) al suelo. La mezcla de inyección consiste en cemento tipo portland y agua en una relación agua-cemento entre 0,4 y 0,55, teniendo en cuenta la manejabilidad que garantice un buen procedimiento.

La inyección de anclajes pasivos se da en un solo paso que consiste en llenar el espacio anular entre el refuerzo y el suelo, con lechada a baja presión, o incluso, por efecto de la gravedad.

En los anclajes activos la inyección se da en dos fases, un llenado inicial similar al de los anclajes pasivos y una inyección a presión (IRS), en la cual, la idea es generar una microfractura del llenado inicial para incrementar el tamaño del bulbo, aumentando de esta forma la resistencia a la extracción del mismo.

Para la inyección de anclajes se utilizan equipos mecánicos constituidos por agitador, turbomezclador, bomba de inyección de desplazamiento positivo (pistones), manómetros certificados, tubería de inyección, obturadores y flautas de acero al carbón.